• Roberta

ABC DEL COLOR. APRENDE A MANTENER TU COLOR VIVO POR MÁS TIEMPO

Actualizado: may 14




Tener un pelo bonito y sano es algo que todos queremos. Y son varios los factores a los que hay que prestar atención para conseguirlo. Mantenerlo hidratado es el básico pero si hay algo que nos puede dar quebraderos de cabeza es el reto de mantener nuestro color vivo por más tiempo. Que no perdamos el matiz o ese color tan bonito que nos han puesto en el salón es una tarea también nuestra, que debemos poner en práctica desde casa. 


La coloración es un buen aliado para vernos diferentes, para experimentar con los cambios de look y también para librarnos de las canas en un momento determinado. Para que domines este proceso a la perfección, hemos desarrollado unos pasos con los que aclarar todas las dudas que puedas tener y ayudarte a disfrutar de tu color por más tiempo. 


Empecemos por las nociones prácticas. ¿Cuál es el proceso de transformación del pelo teñido? Por lo general, alrededor de las dos semanas es cuando empezamos a perder brillo y tono. Teniendo esto claro, ya puedes organizarte mejor con los cuidados y las reservas de nuevas citas. Esto puede variar ligeramente en épocas como el verano en las que el sol, el agua salada o el cloro puedan resultar muy agresivos. 


Estos son los principales pasos para el éxito


1. ¡Cuidado con la formulación de los productos! Cuando tu cabello lleva color, es importante recurrir a productos específicos para pelo teñido, con esa máxima en mente es difícil que algo falle. Es importante tener en cuenta que los sulfatos tienen un efecto limpiador que arrastra el color por lo que en períodos en los que tengas tintes es preferible evitarlos. Algunos de los champús que tenemos en Roberta y que cumplen estas características son el Elements Renewing Shampoo de Wella, Mad About Waves de Schwarzkopf y la línea BC Bonacure - COLOR FREEZE 4.5pH. 



2. No solo de champú vive un pelo teñido. Tienes que ir mucho más allá en tu rutina de cuidados y emplear el tiempo suficiente para nutrirlo con un acondicionador o mascarilla cuando sea necesario. Un buen ejemplo es la Cool Blondes de BlondMe, una mascarilla perfeccionadora del tono que neutraliza las tonalidades cálidas de los rubios. El tinte hace que el pelo se vuelva más poroso y estos productos te ayudarán a mantenerlo más humectado. Lo ideal es aplicarlo desde debajo de las orejas hasta las puntas y dejarlo actuar unos 10 minutos. Te recomendamos una de las últimas novedades que hemos recibido, el Glow Conditioner de Authentic Beauty Concept, un producto a base de dátil y canela con el que sumarte a la filosofía  de la cosmética natural y vegana que defiende esta marca. Y no queda aquí la cosa, también tenemos acondicionadores en spray, como el BC Bonacure - COLOR FREEZE 4.5pH Spray Conditioner de Schwarzkopf que no solo ayudan a desenredar sino que además aportan mucho brillo



3. ¡Atención a la frecuencia de lavado!  Sabemos que esto es difícil si, por ejemplo, eres una persona que hace deporte a diario. Pero lo ideal para los cabellos teñidos es limitarnos a lavarlos unas 3 veces a la semana. En caso de que esto no sea posible, tendrás que tener especial cuidado con los productos de lavado que elijas para asegurar la hidratación que necesitas. La temperatura del agua también es importante en los lavados. Si optas por el agua fría, la circulación sanguínea se estimula y el pelo se ve mucho más fuerte. Además, ten en cuenta que el día que lo tiñas, es recomendable esperar unas 24 horas antes de lavarlo. 


4. La hidratación es clave. Si el pelo está seco y dañado, el color se va mucho más rápido. La mayoría de tus esfuerzos tienen que ir en esta dirección, por ejemplo con la ayuda de una mascarilla capilar para pelo teñido, aplicada una vez a la semana. Es importante que elijas una gama específica, ¡notarás la diferencia! Una de las que más nos gustan es la Invigo Color Brilliance de Wella.



5. ¡Cuidado con el calor! Las herramientas de calor como secadores, planchas o tenacillas son mucho más perjudiciales para el color de lo que aparentan. El pelo se vuelve más poroso y es complicado retener el color. Sobre todo si no aplicas antes un protector de calor rico en aceites. Todo lo que reseque, nos va mal. 




6. Protégete del sol. Los rayos solares no solo son perjudiciales para nuestra piel sino que también afectan a la salud de nuestro pelo, todos los días del año, incluso cuando no nos impacta directamente. Para evitar que reseque tu melena, es importante usar un buen protector solar capilar que minimice los efectos de la radiación. 



7. Este es un proceso gradual, no tengas prisa. El querer cambiar de color demasiado rápido o demasiado brusco es uno de los principales factores. Hacerlo de forma gradual evitará que el pelo se dañe en exceso y que no sea capaz de mantener el color todo el tiempo que debería. 





0 vistas
SUSCRIBETE AL NEWSLETTER
Horario

De Lunes a Viernes. 

De 9:30 a 18:00

Telefono

619 545 973

Correo Electrónico

info@robertaonline.com